Ir al contenido principal

Siete años desde que te fuiste.


Siete. Siete años. Siete años que han cambiado todo, en ese entonces tenía once años, ahora tengo dieciocho, ya terminé el bachillerato y voy a pasar a 5to semestre de comunicación, recuerdo que siempre quisiste que estudiara medicina pero eso nunca fue lo mío, empezando porque odio la sangre y porque desde ese día lo supe, no sabría cómo reaccionar a esos momentos porque tampoco sabría cómo decirle a una pequeña que murió su mamá.

Te digo que es imposible no olvidarte, porque aunque pase el tiempo sigue doliendo tanto o más que el primer día, sin embargo no te dejo de amar igual que hace siete años, te extraño y todavía me pregunto ¿por qué? ¿por qué tú? ¿por qué les pasa cosas malas a las personas buenas?

A veces pienso que sería mejor que hubieras vivido tú y yo no, porque tú te lo merecías y no sé si donde estés puedes saber de mí, no sé si estás orgullosa de mí, mucho menos sé si todavía me amas tanto como hace siete años pero yo lo hago, si no es suficiente, lo hago por las dos.

Las personas suelen decir que "con el tiempo todo se supera", aunque creo que es una frase inútil y estúpida, perdóname por las malas palabras, pero sigo pensando que el tiempo nada cura porque sigo sintiendo esa impotencia que me dio verte pálida y no poder hacer más que mirarte tratando de mantener la fe de que te quedarías conmigo.

Recuerdo las palabras que me dijiste la noche anterior "Nada me va a pasar, mi amor, estoy bien, te amo mucho, no lo olvides ¿bueno?" En ese instante, pensé que sonaba a despedida pero mi mente lo ignoro porque era pequeña, pues sí, sólo tenía once años y creía en cuentos de hadas donde hay finales felices siempre, pues era chistoso que en sólo tres días estábamos en el cine viendo una película de las muchas princesas de Disney, pero después yo estaba parada a tú lado con mi pijama verde de Mickey Mousse viéndote morir, palidecer y sintiendo que pierdes el calor de tú cuerpo.


Ahora lo entiendo, extraño esa época donde solía ser feliz pero no lo sabía, que podía ir a contarte que había pasado en el colegio o reírnos de alguna locura de mi padre, hasta cuándo no podía dormir y me acariciabas la espalda contándome esas historias irreales.

Sé que suena muy egoísta de mi parte porque dicen que para las mejores almas la muerte es la próxima aventura pero todavía no lo acepto y no quiero que estés allá, donde sea que estés, sólo quiero que te quedes aquí otra vez, conmigo y para siempre.

Aquí todos te extrañamos, cada año es más difícil que ese día pues tratamos de decirte adiós de la mejor manera, te amo mamá, ya son siete años de tú partida pero sigue doliendo igual que aquel día.
Gracias por tanto mi ángel.


Comentarios

Entradas populares de este blog

RESEÑA: Serie "13 reasons why" - Libro "Por trece razones" en PDF

13 reasons why o en español “Por trece razones”, es una serie web que se estrenó el 31 de marzo del 2017 por Netflix con adaptación de Brian Yorkey. Cuando supe de la serie me llamo mucho la atención, porque no es una historia común para presentarla en portales de series y películas, generalmente la sociedad no suele ver programas sobre temática de drama adolescente, pero está serie causo mucho revuelo en las redes, ya sea, porque cada día la gente se suicida más o porque se crearon muchos memes con la historia de la serie. La primera me tiene un poco preocupada y es por eso, que decidí hacer está reseña, bueno, creó que todos alguna vez hemos pensado en el suicidio, quizás en la adolescencia es más normal porque somos “adolescentes que piensan que todo es un problema”, eso dirían nuestros padres, o bueno, al menos el mío.

La historia es originalmente de un libro lanzado en el año 2007 por el escritor estadounidense Jay Asher, la verdad, no he leído el libro, eso es un poco irónico …

Llueve

Llueve. Son las 8:54 am y las gotas caen del cielo gris oscuro. El agua corre rápido por las grietas del asfalto, salpica la acera de las calles, todos le temen, le huyen y se esconden como si la lluvia viera sus secretos, los dejará desnudos, al descubierto.
Otros, no le temen, otros se mojan y quizás, entre más grande eres, más te molesta la lluvia, por eso será que los niños aman mojarse con ella, la lluvia, porque los niños no mienten, no tiene secretos, no ocultan nada y viven libres.
Cuando era pequeña solía pensar que el golpe de las gotas en las calles parecían ranas bebés saltando. Mi madre siempre me seguía el juego, diciendo que saltaban alegres porque estaba lloviendo, pero ahora que crecí lo puedo ver, no es más que agua corriente.

Llueve. Las personas salen con paraguas, algunos en la comodidad de sus camas se dan vuelta y se tapan con las sábanas, otros solo se entristecen porque la lluvia les recuerda a las lágrimas que caen en gotas sobre las mejillas, mojando todo a…

Vivir.

A veces creces tan rápido que no te das cuenta. Ahora lo entiendo, todos somos Peter Pan, atrapados en un mundo de grandes, en un mundo real, donde nunca hay finales felices, donde en un segundo puede cambiar tú estado de ánimo, donde no hay lugar para los que tenemos fantasías.

Hoy, desearía que todo fuera un sueño, que me despertará estar en otro mundo, en otra vida o quizás mejor aún no despertar nunca más.
Vivir en el limbo, vivir ahí, donde dicen que puedes ser feliz, donde no sientes ni tristeza, ni enojo, sólo una paz contigo mismo, y puede sonar egoísta, pero es ahí, donde no te importa nada, pues no podría ser un mejor lugar.
Quisiera vivir en un libro, de esos donde hay finales felices, puedes volar y tus sueños se hacen realidad, pero no todo es tan lindo como parece, pues toca vivir en esta maldita realidad, la misma que te vuelve loca hasta matar.